Nace Poliamor Galicia en facebook

Por fin.

He creado un grupo secreto de Poliamor Galicia. Los que quieran meterse tienen que buscar mi perfil de facebook de “saltando la línea roja”, solicitar la entrada en el grupo y los iré agregando.

Por supuesto no solo es para gallegos, toda la gente que quiera integrase será bienvenida.

La idea del grupo es para compartir información, poner en contacto a la gente, organizar quedadas y eventos, y lo que se nos vaya ocurriendo. Para la gente que no tiene facebook les animo a seguir escribiendo a mi mail saltandolalinearoja@gmail.com, siempre contesto aunque tarde.

Estoy emocionada porque seguramente así la cosa irá mucho más fluida y no dependerá de mí. Estoy encantada con ir conociéndoos de manera individual pero la agenda no me da para más.

Para Febrero organizaremos la primera quedada con un tema introductorio, pero para Marzo una compañera ya está pensando en celebrar el equinoccio. Que fluyan las ideas!!!

En marcha.

Nace Poliamor Galicia en facebook

La luz de” Entidad Oscura”.

No hace mucho tiempo me escribió un chico al blog. En las primeras frases noté un entusiasmo contagioso por poder compartir su situación en pareja con una desconocida. Esto es lo mágico de internet puedes contar lo que quieras, que el anonimato crea una confianza cómplice.

Tras leer su correo y agradecida porque se pusiese en contacto conmigo me dispuse a leer su blog.

El comenzó un trabajo de búsqueda de sí mismo y de entender sus emociones y sentimientos y me sentí hermanada, pero cuando lo leí comencé a sentirme polarizada. Por un lado comprendía perfectamente esa sensación de descubrimiento y el deseo que te arrasa, pero por otro comencé a sentirme mal, muy mal como mujer. Empaticé con el ansia de él, pero también con la frustración e incomprensión de ella.

Dos seres que se aman con locura pero que hablan diferentes idiomas. Uno, el del deseo, la creatividad, el conocer, experimentar, y otro el lenguaje del amor y el saber que tiene todo lo necesario para ser feliz y no necesita más.

¿Cómo se resuelve esto? Una necesidad puede ser opresora sobre todo cuando por el medio está el amor. El miedo hace que te conviertas y conviertas a la otra persona en algo que no es tu/su naturaleza, y creo que puedes perderte en el camino.

Le escribí para decirle como me sentía leyendo su blog, y como me frustra a mi esa imagen de las relaciones que muestra la pornografía. Mi lucha personal contra una industria que crea seres imaginarios y nos pone listones subrealistas, como trata la imagen de la mujer y sobre todo ese sexo de gimnasio.

No soy de dar consejos porque lo que me vale a mí a ti a lo mejor no te vale, pero sí que quise transmitirle que hay una parte muy importante en la vida que es la ACEPTACIÓN. Aceptarnos a nosotros mismos, nuestros límites, nuestras necesidades, pero también al otro.

Hoy he leído su nueva entrada del blog, donde hace una reflexión nueva después de andar y andar y andar. Me he emocionado. Ha hecho un trabajo alucinante el solo y así se lo he transmitido.

Es una voz que debe de ser escuchada, la voz de un hombre que caminó por su lado oscuro y encontró la luz.

Espero que lo disfrutéis tanto como yo.

http://entidadoscura.blogspot.com.es/2016/01/el-lado-oscuro-de-mi-lado-oscuro.html?zx=77be2af8f3172f34

 

Gracias EO por dejarme compartirlo.

La luz de” Entidad Oscura”.

Boicot orgásmico (parte 1)

¿Qué es? ¿Para qué sirve? Es una putada, y solo sirve para agobiarte. Voy a tratar de explicar en este post en que consiste, porque lo he sufrido y lo sufro de vez en cuando, y más adelante en otros, explicaré estrategias para solucionarlo.

Cuando empecé en el poliamor tuve la absurda creencia de que iba a tener una lista interminable de amantes fornidos, dioses del sexo con híper capacidades de duración, técnicas amatorias exóticas y el Kamasutra integrado en su ADN. ¿Por qué pensaba esto? Pues ni idea, pero estas expectativas tan elevadas no hicieron más que joderme.

Primero, puse toda la responsabilidad de mi placer en las manos de esos amantes imaginarios. Creía que iba a encontrar cosas que nuevas, con hombres seguros de sí mismos que saben qué hacer en todo momento y conocen tu cuerpo mejor que tú. ERROR.

Segundo, integré sin darme cuenta patrones del porno heterosexual porque “se supone que es lo que les gusta a los tíos”. Pongo un ejemplo fácil. Yo normalmente no jadeo, por lo menos no jadeo a niveles estratosféricos como en las pelis porno. No sé porque cojones pensé que jadear cual loca sería excitante para mi amante, y la primera vez que me acosté con otra persona diferente a mi marido jadee. Jadee mucho, hasta conseguir dos cosas: hiperventilarme y morirme de sed, pero el orgasmo ese histórico, nunca llegó. SEGUNDO ERROR.

Aquí hago una anotación. La respiración es de las cosas más importantes para mover la energía sexual. Bien utilizada hace los orgasmos más largos e intensos, pero esto lo hablaré en el siguiente post.

Tercero, pensar en dos cosas a la vez. Es imposible estar concentrada en dar y recibir. Chungo. Ejemplo sencillo. Alguien te está haciendo sexo oral, y de repente empiezas a “pensar”( mala cosa) en que seguramente esa persona querrá que se lo hagas después y comienzas a preparar tu estrategia. Resultado: desastre, no disfrutas del placer de recibir porque estás pensando en dar. Si además tu pareja comienza a sentir esa desconexión del momento presente pues el bucle ya se comparte y la jodimos. Esto además genera un sentimiento de culpa por las dos partes. Soluciones en el siguiente post, jajajajaja.

Cuarto, masturbación pensando. Cuando pensamos lo hacemos en pasado o futuro, no somos capaces de pensar en tiempo presente. Lo que hace la mayoría de la gente para masturbarse es pensar en alguien concreto, en una situación excitante futura o pasada, ve imágenes eróticas (fotos, porno, …) o lo que sea que le excite. Bien, hubo una época en que yo tenía tres amantes y sufrí la incapacidad de llegar al orgasmo porque comenzaba pensando en uno y al rato se me iba el santo al cielo con otro. ¿Qué necesidad hay de pensar pudiendo sentir?

Tengo un amigo que dice siempre: follando no se piensa, solo hay que disfrutar. Cuánta razón. Desde luego esta persona lo que tiene es la capacidad de estar en el MOMENTO PRESENTE, sintiendo cada parte de su cuerpo y conectado con cada movimiento y siendo consciente del feedback de la persona con la que está. Que suertudo!!! Yo de vez en cuando soy capaz de hacer todos los errores anteriores juntos en una sesión de sexo y efectivamente no solo no consigo llegar al orgasmo sino que me agobio y frustro a la persona que tengo enfrente.

Afortunadamente hay solución. La primera vez que lo traté con mi terapeuta me dijo que dejase de pensar en el “objetivo” (el orgasmo), que simplemente disfrutase del proceso de tener sexo sin presiones ni grandes expectativas. Eso me descargó mucho y también decirlo a mis parejas hizo que la presión disminuyese para mí y para ellos. Y el “premio” llegó.

Hace unas semanas volví a toparme con mi viejo amigo el boicot orgásmico, me cogió por sorpresa la verdad. Así que me paré a analizar qué había sucedido y fue cuando descubrí los errores antes mencionados.

Lo he vuelto a comentar con mi terapeuta y me ha recomendado un libro “Urban Tantra”, y en cuanto he empezado a leerlo me he dado cuenta de la infinidad de errores que cometemos sin apenas darnos cuenta.

“Consciente”, es la palabra que más me resuena leyendo el libro una y otra vez. No es que me considere una inconsciente, pero sí que he abordado muchas de mis relaciones sexuales sin estar PRESENTE. Si, el cuerpo sí, pero no la intención.

Está claro que tengo trabajito para apagar mi piloto automático porque si no, no me dejará disfrutar, y no porque quiera volverme una diosa del sexo tántrico y tener orgasmos que me transporten a los cielos, sino para vivir el placer de DAR, de RECIBIR y de CONECTAR.

Boicot orgásmico (parte 1)

“Bowie”

Es un amigo, pero un amigo que sin conocernos físicamente, es del alma.

Cuando le encontré en Tinder hace meses, ya empezaba a estar quemada de los hombres monógamos y seguía curioseando por inercia pero sin esperanza de encontrar a mi “anomalía”. Hasta que apareció él. Le di al like porque estaba dentro de mi radio de acción y llevaba una camiseta de rayas tipo Buscando a Wally que me encantó.

A los pocos días cuando volví a entrar en su perfil vi que estaba a más de 200 km y mi dedo iba hacia “cancelar la compatibilidad” cuando empezamos a charlar y flipé.

¿Un alma gemela en tinder? No me lo podía creer. Nunca se identificó con el poliamor, él se define como “liberal”, y como a mí lo de las etiquetas me da igual pues que se ponga el nombre que quiera.

Inteligente, divertido,hablador, guasón, consciente, comprometido, pasional, picaron, asertivo, a ratos egoísta como el buen hijo único mimado que es, hipocondriaco, leal, un loco de la música, pero sobre todo la sonrisa más bonita que he visto en los últimos tiempos. Cuando sonríe le brillan los ojos. Tiene un defecto para mí, se viste con ropa de Zara kids, creo que todavía no ha entendido lo de las tallas, y come zanahorias crudas mientras habla conmigo por el Skype.

Enseguida conectamos y empezamos a tener debates teóricos sobre el poliamor, el género, las relaciones, los amantes, los hombres, las mujeres, el sexo, su gato, mi perra, … y poco a poco fuimos llegando a niveles más profundos donde expresar nuestros miedos, inseguridades y alegrías.

Creo que hemos conseguido ese tipo de relación donde mostrarnos vulnerables es un alivio para los dos. Con muy poca gente se puede hacer eso y creo que es una conexión de almas.

He tardado muchos meses en escribir sobre él porque quería tener muy claro hacia dónde iría esta relación. Al principio se barajó la posibilidad de ser amantes, hubo atracción por las dos partes pero yo empecé a notar la angustia de la distancia.

Creo que no estoy preparada para llevar una relación así, y con él sería súper fácil porque es libre, independiente y está entretenido con sus diferente amantes. Maduro emocionalmente y con una comunicación fluida y directa.

Si sería una polipareja ideal, incluso hemos fantaseado con dormir haciendo la cucharita,jajajaja. Pero hoy lo vi claro, lo sentí en cada poro de mi piel. Estaba hablando por Skype con él y su día no había sido muy bueno. Además enlazamos con un tema que le preocupa y sentía unas ganas tremendas de abrazarle, necesitaba mirarle a los ojos cogiéndole de la mano para recordarle que no está solo, que el mundo es inmenso e inmensa la carga de ser hombre, que la lucha empieza en cada uno pero es mejor si te acompañan un poco.

Nunca nos hemos visto en persona y tengo miedo de cruzar esa línea, de crear expectativas y construir una fantasía. No quiero notar ese chispazo que te recorre todo el cuerpo si las almas se reconocen. Me encanta tenerlo en mi vida, y como dice él :”me haces bien ye”. Creo que me gustaría conocerle, y reconocerle como amigo , colega, cómplice, pero no quiero necesitarle.

Bowie, igual no es justo que me ponga tantos límites pero te aseguro que ya estás en un sitito de mi corazón.

y quien sabe igual un día… https://www.youtube.com/watch?v=N4d7Wp9kKjA

“Bowie”

… se me está complicando la semana.

¿Y a quién no? Con el ritmo de vida que llevamos lo normal es que las cosas se compliquen y vayamos improvisando sobre la marcha.

En si el mensaje es claro, no podemos quedar. Y no pasaría nada si viniese acompañado de algo más. Es la soledad de la frase lo que me ha jodido.

Hace meses que no quedo con esta persona. Somos amantes. No existe un vínculo emocional más allá del cariño y el respeto. Dos vidas que solo se cruzan para disfrutar de unas horas de sexo y complicidad. Ante esta claridad, cabría pensar que no es necesario nada más y aquí aparece mi lucha. Creo que en el mundo normal la categoría de amante apenas tiene derechos. Tener cierta disponibilidad, acudir impecable a la cita, crear un clima de aventura erótica previo, y comportarse como una pornostar es todo lo que se requiere. No se necesita SEDUCCIÓN, pá que?

Bien pues mi respuesta es: a la mierda.

Soy de las que cree que todo tipo de relación necesita un cuidado y un mimo. Ser amable es gratis y además suele ser devuelto. Creo también en el poder de la seducción en todo tipo de relaciones. Yo seduzco a mis hijas para que se tomen el puré, a mis clientes para que se entusiasmen con sus proyectos, a mi pareja, a mis amigos para que se sientan cómodos y seguros, y a mis amantes para dotar de un halo especial los encuentros.

La seducción es lo que hacemos –consciente o inconscientemente- como una búsqueda de reconocimiento y valoración por parte de los demás. Tradicionalmente la seducción se ha considerado cosa de mujeres por lo que los hombres se sentían como ajenos o sujetos pasivos inmersos en las redes de la mujer seductora. Pues es aquí cuando yo digo BASTA.

Yo no voy a invertir más energía en la seducción de hombres pasivos. Es más invertiría toda mi energía en hacer talleres de seducción para hombres donde seguramente descubrirían el poder de no solo hacer sino estar, por nuestra forma de situarnos frente al mundo, frente a las circunstancias, frente a la vida. Adquirir un nivel de consciencia sobre uno mismo evitando así problemas de comunicación y elevando la autoestima.

Y pensareis ¿todo esto por una puñetera frase? Que exagerada! Pues no lo niego, no niego que mi nivel de susceptibilidad hacia los hombres es elevado. Y que si la frase hubiese sido acompañada, no dé una explicación exhaustiva que no necesito, pero si una intención o una alternativa me sentiría más cuidada. Ahora siento como un portazo, esperado, no lo voy a negar, porque si algo tiene ser amante es la ausencia de mimo y estas cosas muestran la frialdad y el poco erotismo de los encuentros sexuales.

Además y para colmo de males, yo expreso con claridad mis necesidades y mis deseos, y entiendo que esto es raro, y no necesito que me lleven al cine, a cenar, y montar todo un escenario para follar. Creo que existen frases y miradas cargadas de erotismo que pueden dejar a una persona temblando como una hoja. Pero claro, el poder de la seducción, la fantasía, el placer ha sido sustituido por el folleteo acrobático.

Pues, A LA MIERDA!!!

… se me está complicando la semana.

Comenzando el año.

Eso de la cuesta de Enero nunca lo entendí muy bien. Yo sufro cuestas, como buena autónoma, en todos los meses, si no es una cosa es otra. Creo que además de los apurones económicos lo que cuesta es volver a empezar.

Tampoco entendí nunca lo de las “listas”, esas de “este año haré…”,ni la vuelta al gimnasio como si estuviesen las olimpiadas a la vuelta de la esquina.

Hace ya mucho que dejé de pelearme con los propósitos de año nuevo, son varias las razones. A nivel laboral nunca sé cuánto trabajo voy a tener como arquitecta a lo largo del año porque lamentablemente funciona lo de “las cosas van saliendo”. Como facilitadora, este es el año que empiezo otra formación nueva, y aunque los nervios están ahí también las ganas de aprender. La aventura del saber es de mis preferidas. También le acompaña a esta profesión lo de van apareciendo cosillas.

Lo que sí está en mi mano es tomar decisiones y poner límites.

Empecé el año quedando con la gente para crear comunidad y ha sido una sorpresa. Hasta ahora solo he quedado con una persona y me ha sorprendido mucho encontrar a alguien que es liberal de corazón y cabeza y quiere acercarse a este mundo para ver si es su opción de vida.

Creo que las dos nos hemos sentido muy cómodas y que la idea de crear un espacio seguro donde poder expresar tus ideas sin ser juzgado se ha conseguido sobradamente. Esta semana continuaré con los encuentros individuales y veremos cómo va, estoy muy ilusionada.

Empecé 2016 libre de Tinder y con la firme decisión de no seguir buscando de manera activa. Creo que me hizo falta todo este tiempo para darme cuenta de que no es el sitio donde voy a encontrar hombres que entiendan o quieran conocer esta opción de vida. Si miro hacia atrás y releo algunos de los post, he estado luchando contra el sistema con una mano y pie atados. Me he ilusionado, emocionado, disfrutado y sentido con algunos de los hombres que he encontrado pero no he conseguido que ninguno se plantease esta opción por más que lo he explicado. Al final ha sido una mujer, una mujer valiente, la que aun queriendo lo mismo que todo el mundo, una pareja estable que la cuide, la mime y la ayude a educar a su hija, la que ha apostado por probar esta opción.

Ayer acabé el libro de “Vínculos amorosos” de Fina Sanz. Para los que no la conozcan, es psicóloga, sexóloga y pedagoga, y lleva toda su vida trabajando con grupos de hombres y mujeres así como de manera individual. Lo empecé porque quería saber más sobre los vínculos, con cierto escepticismo, no lo niego, porque pensaba que era un libro para monógamos, pero lo que maneja son conceptos universales como el amor, el deseo, la pasión, la sexualidad, que da igual que sean entre dos o entre varios.

Me quedo con algunas cosas que aplicaré, como la necesidad de crear y conservar el espacio personal, la fusión-separación, pero sobre todo con las ideas de que hombres y mujeres amamos de manera diferente y que la “culpa” de que sea así está en la educación. Algunas cosas de las que habla, como el hecho de que las mujeres somos educadas para “darlo todo”, cuidar y así seremos amadas, me revolvieron el estómago, y ese mismo día descargué toda mi ira por sentirme agotada y no ser cuidada ni agradecida con mi pareja, que inconsciente leía su libro tan tranquilo en la cama. Tuvo la mala suerte de estar en el sitio y el momento equivocado, jajajaja, para un estallido de:”ya está bien, que injusticia”.

Mucho he pensado desde entonces, y el autocuidado me sobrevuela permanentemente, porque a veces somos nosotras mismas las que nos maltratamos porque no nos escuchamos, no escuchamos cuando nuestro cuerpo y mente dice basta, porque aunque el amor es ilimitado la energía no.

Hay un párrafo que dice:” Cada relación amorosa tiene un significado en nuestra vida. Muchas veces no entendemos qué sentido ha tenido y que han significado las distintas personas que han pasado por ella. Pero indudablemente de cada relación podemos sacar una enseñanza.”

Me quedo con la tranquilidad de que, aunque no haya sido consciente de cuál ha sido el aprendizaje concreto de cada relación, seguramente todas han sumado, y se trata de eso, de sumar.

Comenzando el año.

La comunidad poliamorosa gallega

He tenido un regalo estupendo anticipado de Reyes. Ha empezado a ponerse en contacto gente conmigo a través del mail para crear la comunidad poliamorosa en Galicia, yupiiiiiiiiii.

Las mujeres se hicieron de rogar pero al final hay paridad, jijiji. Esta semana vuelve el cole y aunque tengo un mes de locos empezaré a conocer a la gente de manera individual, ver las diferentes historias y sensibilidades, y saber cuales son las necesidades de cada uno.

Creo que entre todos podremos crear algo interesante o por lo menos un grupo de apoyo donde sentirnos seguros y cómodos. Quiero escuchar que cosas les gustaría conseguir creando comunidad y contar cuales son mis propias necesidades. Pasarnos información de otros colectivos que ya funcionan en España, así como talleres y encuentros como las “policañas”.

Debatir, teorizar, contar, apoyar,reír, llorar,…. Compartir, que es en definitiva de lo que va esta historia, y sobre todo sentirnos menos sol@s.

Tengo ilusión pero no voy a fantasear con ninguna expectativa. El regalo es ya haber encontrado gente que se ha molestado en ponerse en contacto conmigo y querer conocernos. Si existe un proyecto común donde todos nos sintamos cómodos, haya diversidad y libertad, el tiempo lo dirá.

Desde luego esta es la mejor manera de empezar el 2016.

Gracias a los que se saltan las líneas rojas, os espero con ganas y mucha ilusión.

La comunidad poliamorosa gallega