Una verdad incómoda

Llevo desde 2015 en el poliamor, viviéndolo pero también acompañando el proceso de otras personas. En todo este tiempo me he leído todo o casi todo lo que ha sido publicado sobre este tema. En castellano, en inglés, sigo páginas web, blogs y leo todos los libros que me pueden aportar una base teórica para dotar de argumentos la experiencia vivencial.

En casi ningún libro de los leídos hasta ahora habla de una realidad que yo viví y he visto en muchas parejas con las que trabajo y he trabajado. Es el tema de cuando se abre la pareja como consecuencia de una crisis y el poliamor da una  posible respuesta a la situación.

La mayoría de libros sobre poliamor no recomiendan abrir la pareja cuando se está en crisis. Aquí siempre me ha jodido leerlo porque suelen ser libros anglosajones, y siempre me pregunto si será algo cultural  y solo a la cultura “latina”, le pasa que le invaden las emociones, y se convierten en seres irracionales  que se enamoran de otra persona y hay lio montado porque no dejan de amar al susodicho o a la susodicha. Parece que en otro lado del charco no pasa y además tienen una súper capacidad de hacer siempre lo correcto y tomarse tiempos de reflexión ordenada con un exquisito cuidado. Si hablan de polidramas, pero como si le pasase a otras personas  que evidentemente no están dotadas de herramientas emocionales.

Los escritores y escritoras de estos libros nos dan herramientas y ejemplos múltiples de cómo no cagarla, como gestionar los celos, como hacer una comunicación efectiva, como hacer acuerdos de sexo seguro que van a garantizar tu placer y evitar un contagio radioactivo. Siempre los he leído esperando el capitulo de la “verdad”. El testimonio verídico que me recuerde que son personas humanas vulnerables y normales que la cagan y aprenden, la vuelven a cagar y vuelven a aprender, o que coño, nunca aprenden, porque de eso también hay.

Yo entré en el poliamor porque mi mundo era pequeño. Sentía que podía amar más y de maneras diferentes. No quería hacer daño a mi pareja pero se lo hice, y mucho, porque cuando das el paso ya la jodiste, no tiene marcha atrás. Se agarró como un clavo ardiendo a todo lo que necesitaba y lo compró todo por no ser abandonado. Era una situación de desigualdad, de poder, donde yo tenía el poder porque había elegido seguir mi identidad y poner en riesgo mi pareja.

¿Estábamos en crisis? Claro que sí. Cuando no es una crisis económica es la crianza, si no es un problema laboral es una enfermedad de un familiar, ¿Cómo coño no se está en crisis con la vida? Así que me rio de los libros de poliamor que dicen no te metas cuando estas en crisis porque recomendaría un libro para saber cómo evitar las crisis en la pareja y en la vida en general.

Estoy cabreada, porque seguramente mucha gente que lee estos libros ha sentido lo mismo que yo en algún momento. Pensamientos de culpabilidad de “porque me metí en esto cuando mi pareja no estaba fuerte como el acero como dice el p.. libro”, que egoísta soy porque antepongo mi necesidad a la pareja y además se lo impongo,¿ como se cuida sin descuidarse una?, y un montón de pensamientos más de no acertar nunca. Así nació este blog , necesitaba compartir mis dudas y mis cagadas para sentirme mejor y con los años me han llegado mensajes de gente que ha agradecido el testimonio “real” desde las entrañas.

Como hago este blog hago en la terapia cuando acompaño a gente. Intentando trabajar desde la humildad porque yo no tengo la verdad, evitando el juicio sobre las emociones y sentires de la persona que tengo delante porque algunas de sus historias son comunes y conocidas para mí.  Otras muchas son desconocidas y me encanta que ellos y ellas me enseñen que hay muchas más respuestas y opciones, aprendo con ellas y de ellas y eso es lo que me encanta de mi trabajo, poder acompañar a las personas en su proceso con curiosidad, compasión, empatía y respeto. Claro que la cago y algunas veces me sorprendo dando mi opinión porque lo que escucho me mueve el culo de la silla y después me voy con mi látigo interno a  mi supervisora para decirle la cagué en esta sesión, suerte que por encima de mí siempre hay maestras que me acompañan y guían mi trabajo, agradecida hasta el infinito.

Bueno que me lio. Empezaba este post porque en los años que llevo acompañando parejas el 90% son parejas que se abren desde la monogamia y el otro 10% son parejas abiertas que vienen a terapia para aprender herramientas de gestión emocional. Esto  además coincide con la edad. Ese 90 % son parejas de entre 40-50 años con pareja estable de años y el pequeño porcentaje personas que apenas rozan los 30 y que lo raro para ellas y ellos es la monogamia.

Me alegra que la cosa esté cambiando, claro que sí, pero me jode que mi porcentaje mayor se cargue de un montón de culpabilidad porque ya es estresante lo que están viviendo como para que la sociedad moderna te diga que tienes que hacerlo estupendamente y para eso léete Etica promiscua u otros libros del mercado donde encontrar respuesta. Si tienes celos, hay un libro, si quieres dejar de sufrir por amor, hay un libro, si no sabes cómo abrir tu pareja hay un libro, hay libro para todo. Estoy un poco frustrada con esto porque cuando he asistido a las presentaciones de estos libros en el fondo esperaba encontrar un testimonio personal, poder preguntar directamente que opinión tienen las personas que escriben , como se sienten ellas y ellos, si tienen alguna crítica o algún descubrimiento fascinante del proceso de escribir un libro.

Yo también doy charlas y he recibido críticas desde todos los lados, que si es demasiado personal lo que cuento, que si esperaban más pedagogía y más teoría, que menos mal que no es un taller teórico, que se nota que no me he leído todos los libros de feminismo publicados en el mundo, me han criticado por decir teoría queer, he visto las caras de lesbianas desconfiadas porque cuando digo” tuve una pareja chica” piensan que fue una experiencia pasajera y sudo heterosexualidad por todos mis poros y por lo tanto no tengo derecho a hablar sobre diversidad sexual, vamos que una  no acierta nunca. Ah espérate que lo mismo soy una soberbia que la tía más campechana del mundo.

Lo que si reconozco es que tengo un espíritu crítico despierto. Escucho, pero me pregunto siempre si lo que me cuentan a mí me vale y voy aprendiendo y descartando a partes iguales.

Me he vuelto a liar. La verdad incómoda es que si, si abrimos la pareja porque estamos en crisis y muchas veces creemos que esta opción puede salvarla porque confiamos en que con toda la verdad y la honestidad puestas encima de la mesa se puedan deshacer malentendidos y costumbres , y tengamos una oportunidad de rehacer aquello que nos llevó a sentir un mundo pequeño, o limitante, o poco inspirador. Y quiero que la gente no se sienta mal por esto, que no se sientan menos evolucionados o incorrectos, que no duden de sus capacidades, yo lo hice y tuve mucha ayuda para dejar de sentirme así , que sean capaces de leer un libro y digan que les parece una mierda y no sienten que allí tengan respuestas y puedan construir las suyas propias.

Basta de sentir presión, la del amor romántico y la del amor liberal, la de los/las gurús y los ejemplos magníficos. Viva la incorreción, el aprendizaje, la duda, las múltiples equivocaciones y los errores.

Yo voy a celebrar que sé que no se, y que la vida es un camino de constante aprendizaje y desaprendizaje, y durante un tiempo voy a dejar de leer libros sobre relaciones idílicas, terrores, poliamores y mas allás, estoy agotada.

Una verdad incómoda

Tras el parón

Tras un mes de parón laboral, mudanza, venta del piso, redefinición de la comunidad y disolución de gananciales, comienzo Mayo reconectándome con mi parte activista.

Mientras pongo en orden mis ideas para poder compartir lo maravilloso de este proceso nuevo que estoy viviendo, mañana estaré en Ourense para hablar de otros modelos relacionales en Espazo Raizes que es un lugar maravilloso a donde regreso para compartir, hablar, indagar, escuchar y aprender de otras y de otros sobre cómo cada un@ vive el amor y las relaciones.

Si os coincide aquí dejo la información. Después de charlar nos iremos de tapeo y vinitos por el maravilloso casco histórico de Ourense que para las que no lo conozcan es una auténtica maravilla.

En los próximos días os compartiré el proceso de transición de la comunidad y los agradables descubrimientos que han surgido y que me conectan con que nada se pierde, sino que las cosas se transforman y el amor perdura aunque sea desde otro lugar.

Soy una activista de los afectos, lucho por conservarlos porque siento que sumar es mi paradigma y he entendido que confiar y dar tiempo es lo mejor que he podido hacer. Darme tiempo y dar tiempo a los procesos y a las personas para que cada quien busque su lugar, lo defina y se lo viva como quiera.

Es curioso porque socialmente hemos pasado una separación pero emocionalmente nos hemos separado de algo que no satisfacía a nadie para elegir libremente otro modelo que nos hace más felices a todas y crea una comunidad mucho más sana, libre de tensiones y respetuosa.

También os compartiré novedades sobre talleres que voy a impartir y uno de los temas que más están siendo demandados son los celos. En breve ,más.

cartel charla

Tras el parón

Las mudanzas mentales

Estoy de mudanza y la estoy disfrutando. Ya sé que normalmente la gente las odia, para mi es terapéutico.

Vuelvo a mi primera casa, la casa donde me independicé a los 24 años y donde tuve a mis peques. Fue cuando nacieron ellas que decidimos comprar algo más grande porque pasábamos de ser tres a ser cinco y no cabíamos. Paradojas de la vida ahora vuelvo a esa casa y somos cinco, y con una pequeña reforma y creatividad estamos haciendo un hogar a nuestra medida.

Que curiosa es la vida, lo que hace 11 años no nos valía ahora no solo me vale sino que estoy encantada de ir a una casa más pequeña donde me caben menos cosas. Lo cierto es que la que vuelve a esa casa no es la misma que la que se fue, en todos estos años he ido necesitando cada vez menos cosas materiales y la he llenado de experiencias.

En este proceso terapéutico de mudanza estoy dejando muchos objetos atrás. Hace años era impensable para mí dar un libro, eran como mis niños, mis tesoros. Ahora he repartido unos cuantos para que tengan una segunda vida en otras casas, en otras manos, y me ha resultado tremendamente placentero.

Hay infinidad de cosas que acumulamos con los años que dejamos de ver y disfrutar, o que ya no necesitamos porque la vida cambia y nosotras cambiamos. Puedo leer parte de mi historia en cada cosa que pasa por mis manos para ir a una caja que viene conmigo o a la caja de otra vida.

Algunos objetos me han sacado una sonrisa y me han recordado momentos especiales, otros como las fotos que ya nadie quiere tener en su casa me han recordado el momento en el que estoy.

Estamos desmontando la casa juntos, la casa donde hemos vivido en comunidad. Nos estamos repartiendo las cosas y yo me he dado cuenta de lo fácil que está siendo cuando estás desapegada y quieres empezar de cero con muy poquitas cosas. La razón, quiero una casa ordenada, alegre y muy fácil de limpiar, y con lo que tengo me basta.

A la vez estamos montado la otra con las niñas. Han montado los muebles de su habitación y están disfrutando del proceso y eso me deja tranquila. Hoy ya querían quedarse a dormir!

Es un momento peculiar porque nos estamos yendo y estamos llegando a la vez, y hay prisa por despedirse bien y continuar.

Hay una parte de mí que me fantasea con seguir siendo una comunidad aunque no convivamos. La realidad es que mi ex y yo trabajamos en el mismo sitio así que nos vamos a ver todos los días, voy a verlo incluso más que a mis hijas. Pienso en comidas todos en mi casa  y en encuentros si las niñas lo piden, pero hay un futuro incierto porque esta fantasía no es compartida por todas las personas.

En mi afán de sumar personas se me olvidó que algunas no quieren sumar, quieren dividir, quieren poseer, quieren un lugar, quieren el máximo tiempo, quieren la atención y cuando no la tienen la provocan con dolor. Este es el futuro incierto. El otro día me preguntaron mis hijas si yo podía ir a casa de papá y no supe que contestar porque todavía ni él tiene la respuesta.

En mi mudanza terapéutica me estoy deshaciendo de muchas cosas pero también de ideas, costumbres, hábitos, patrones y sobre todo del caos que ha estado presente en el último año en mi vida.

Es ahora cuando empiezo a sentir que continuo otro tomo de mi historia, con mis normas, con mis hijas, con mi compa, con mi economía que será mucha o poca pero es la mía, con mi activismo activado, con mi trabajo que amo y con una red afectiva maravillosa.

Me estoy mudando, mudemos, mudémonos del mundo que no nos gusta y busquemos aquello que nos va bien. Construyamos espacios de encuentro y de calor, creemos comunidad y hagamos mudanzas terapéuticas siempre que nos sintamos superadas por el caos.

Las mudanzas mentales

Brigitte Vasallo estuvo en mi ciudad presentado su libro “Pensamiento monógamo terror poliamoroso”, altamente recomendable si estás interesada en este tema ,y si no lo estás también.

55875494_402056057246419_357820137815932928_n

 

El colectivo que organizaba el evento me pidió si podría participar en la parte del coloquio. Primera reacción:¿yo?¿que pinto yo al lado de la Vasallo?Mi percepción de mi misma en este tema es que no soy una gurú ni una referencia como Brigitte, que además es súper cercana y una maravillosa comunicadora. Yo llegué al mundo del poliamor a trompicones, investigando para dar respuestas a esta cabecita que no paraba, pero no soy una experta.

Escribo un blog desde lo personal, desde mis vivencias , y siempre me sorprende cuando alguien resuena con las palabras que comparto. Comentarios como “me ha servido para entender o entenderme”,”explicas justo lo que a mi me pasa”, “ahora lo entiendo todo”, me dejan ojoplática, porque aunque no me considero una persona original , compartir las mismas emociones me da una pista de que muchas cosillas tenemos en común.

Y es justo desde lo comun y desde el sentir que esto se convirtió en mi trabajo y ahora comparto vivencias y conocimientos con aquellas y aquellos que quieren y necesitan.

Volvamos al evento. La Vasallo congregó a un montón de personas entregadas desde el principio. Una verborrea ingeniosa, fluida y tremendamente inteligente hizo que una hora pasase rapidísimo. El objetivo estaba claro, vender el libro y firmarlo para acerarse a su público. No dio mucho tiempo al coloquio y yo me quedé con muchas ganas de hablar sobre el poliamor y saber sobre su propia experiencia y una de las ideas principales del libro: ¿como hacemos para desmontar el sistema establecido?¿ Como desde las relaciones afectivas, los vínculos, los cuidados y el amor , podemos hacer esta sociedad mas amable y mas sostenible? Esta es la pregunta que me ronda la cabeza desde un tiempo.

Yo encontré mi respuesta a nivel individual, y estoy en ello con todo lo que cuesta vivir en un paradigma no mayoritario, pero ahora estoy inmersa en pensar en colectivo, en transformar. Estos espacios, estas personas y todos estos libros son necesarios para que pensemos y practiquemos entre todas. No digo que todas nos volvamos poliamorosas pero si que no pongamos el piloto automático que otros/as han pensado para nosotras.

Y bueno ,ahora estoy desarrollando la absurda teoría de que realmente no existe la monogamia como tal. Pienso que dentro de la pareja siempre somos mas, o deberíamos. Me explico, hay una relación entre dos personas y aparece el “nosotros”. De alguna manera “traicionamos” nuestra relación principal que es la relación con nosotras mismas, así que si pudiésemos conservar y cuidar con tiempo y energía la relación propia seríamos una relación poliamorosa. Yo-conmigo misma, yo- contigo y tu-contigo mismo. Maravilla! Yo desde luego soy una practicante activa de este modelo.

Otra de las cosas que aprendí ayer es como me siento yo con las personas que conocen mi blog y después se relacionan conmigo. Entendí desde un principio que iba a ser relaciones desde diferentes puntos de partida, la persona que viene a conocerme sabe todo de mi y para mi es una completa desconocida. Al principio me hacia gracia pero ahora noto que me he vuelto mas reservada. La persona y el personaje de Saltando si son la misma, estas son mis palabras, las que ponen sentido a mis emociones pero nunca se que esperan de mi.

Cuando es un acercamiento terapéutico lo tengo claro , pero cuando me miran para ver a la persona real con cara y cuerpo muchas veces no se como comportarme. No es desconfianza sino que hay cosas que ya no puedo hacer como tirarle los tejos a alguien y noto que ya no me comporto de manera natural y fluida.

Ayer lo hablaba con la Vasallo y nos partíamos de la risa en la cena, nosotras no podemos estar en aplicaciones de ligue. A mi se me ha metido en la cabeza que he dejado de estar en el mercado precisamente porque parte de mi tiempo es mi trabajo. He pasado de vivir mis propias relaciones a acompañar las relaciones de las demás, y adopto la posición de “señora” que sabe algo del tema.

Creo que tengo que darle una pensada a esto porque yo misma me estoy limitando. Es cierto que es momento de calma por todos los cambios que hay en mi vida. Y tengo que hacer el duelo mas doloroso para mi que es perder mi comunidad. Yo soy una enamorada de la idea de vivir en comunidad y separarme de alguien es doloroso coño claro que si, pero mi sueño de colectividad se va a la mierda.

Muchas personas creen que como solo tengo una pareja me voy a volver monógama,jajajaja, ya les digo siempre que lo mio no tiene cura, que es una forma de vivir y estar en el mundo. Y como dice la Vasallo , el poliamor no es sumar personas y relaciones, es otra cosa.

Yo descubrí el mundo de los grises y me fascinó. Mi vocabulario se amplió inmensamente y dejé de ser solo una persona que estaba sola o estaba en pareja para crear mi propio universo de relaciones cromáticas.

Que potente la Vasallo y que potente lo que mueve, y podría decir ,creo que sin errar, una enamorada de Galicia.

Seguir investigando sobre poliamor

 

Investigando sobre el poliamor me encontré con esta película “El profesor Marston y Wonder Woman” https://www.youtube.com/watch?v=oChAczF66u4. Me pareció maravillosa, y tengo que confesar que tengo debilidad por Wonder Woman desde hace años.

Conocer la historia de este psicólogo y su relación poliamorosa con dos mujeres en el EEUU conservador, me pareció de una valentía extraordinaria. Estas personas si que fueron revolucionarias en su época y encontraron la manera de hacer activismo a través del arte, los comics, para dar a conocer otras formas de poder y relaciones, y puso a una mujer poderosa como protagonista de sus historias.

En estos momentos que se está visibilizando mucho el poliamor, con historias personales, con numerosas publicaciones y charlas, creo que hay que honrar a las diferentes personas que iniciaron este camino en momentos que eran muy comprometidos.

No hemos inventado nada nuevo. Toda la vida se ha vivido el amor de muy diferentes formas, a escondidas, oculto o mas abiertas como el amor libre y el movimiento hippy.

Expresar el amor mas hacia afuera o dejándolo solo en la esfera privada depende de muchos factores. No es lo mismo vivir en una ciudad que en el rural, vivir en la misma ciudad que tu familia o en otra distinta donde hacer lo que te de la gana, tener un trabajo “conservador” o uno mas alternativo.

Se me ocurren un montón de circunstancias que pueden impedir que vivas una relación de poliamor con normalidad y libertad, así que toda mi admiración a los y las pioneras que decidieron ponerse el mundo por montera.

Estos días que me estoy leyendo el libro “Mas allá de la pareja” me doy cuenta de cuanto necesito yo entender el porque y la necesidad de este nuevo paradigma en las relaciones. Entender el contexto social e histórico , y la necesidad que hay detrás de un modelo que pone en valor la HONESTIDAD, el AUTOCONOCIMIENTO y la importancia de la COMUNICACIÓN.¿estará fallando algo en esta sociedad tan acelerada? También el porque muchas y muchos nos estamos cuestionando la monogamia que sentimos como opresiva y limitante para nuestra forma de estar en el mundo.

Estoy viendo también como encaja el feminismo en todo esto, como se entrelazan los diferentes movimientos y si hay una relación directa. Personalmente, el feminismo ha sido eje central en mi empoderamiento y en el cuestionamiento de todas las estructuras conocidas y asimiladas durante años.

En todas las charlas digo lo mismo: “el poliamor es una opción como otra cualquiera no una evolución”. A menudo me preguntan si es hacia donde vamos, y siempre me quedo ojiplática. Cada una que vaya hacia donde quiera pero con coherencia, ese es el reto.

Muchas preguntas me estoy haciendo últimamente y es que la vida me ha puesto abierta y pública en un momento de cambios, de nuevas fases, de nuevos retos.

Sigo curiosa y preguntona, e intentando crear mi propio discurso con toda la coherencia que me es posible. Abierta a compartir experiencias y conocimientos, y entusiasmada en cocrear con aquellas y aquellos que saben mas o tienen otras opiniones.

Y mientras, una peliculita sobre poliamor con palomitas siempre es un acierto.

Seguir investigando sobre poliamor

Libros y charlas

Llevo varias semanas conectada con el activismo poliamoroso.

Hace dos semanas me coincidió estar en Barcelona por mis estudios con la presentación del libro “Mas allá de la pareja” traducido por Miguel Vagalume. Allá que me fui a una librería del ensanche para conocerle, comprar el libro y ver a la gente que se interesaba por este tema.

Llegué con la presentación empezada pero los temas que se trataron eran muy interesantes. El libro , me lo estoy leyendo, es una guía sobre poliamor con testimonios reales sobre situaciones reales, así que para aquellas personas que se inician y quieren saber mas y tener “recetas” este es un buen libro. Ánimo porque son 600 hojas.

Al final de la sesión me acerqué a Miguel para que me firmase el libro y conocerle. Ya habíamos contactado a través de redes sociales y había interés en ponernos cara y cuerpo. Yo tenía curiosidad y ademas mucho agradecimiento porque “Golfos con principios” fue inspirador en mis primeros pasos en el poliamor. Estuvimos compartiendo ideas y hablando sobre todo lo que se está publicando actualmente y la diversidad que hay también , como en todo, en este campo. Perfiles que han apostado por el poliamor mas politico, activistas, hasta llegar a lo que yo llamo poliamor de todos los días y cada una que haga como pueda,jajajaja.

La semana pasada di una charla el día antes del 8 de marzo. Una escuela de oratoria me invitó a participar en un evento que llaman “Charlas inspiradoras” para público generalista. La persona que me contactó le parecía interesante traer este tema de otros modelos relacionales justo en la semana de la mujer y no me pude negar porque creo que hay mucho de interesante en como nos relacionamos , tanto para hombres como para mujeres.

Soy muy mala haciendo power point, pero era la única manera de controlar el tiempo y que no me fuese de los 20 minutos fijados para la charla. Creo que me pasé de tiempo aun así.

Preparé una charla pensando que las personas asistentes no tenían ni idea de que hay otras formas de relación además de la pareja tradicional monógama, incluso dentro de la monogamia hay clasificaciones. Algo sobre el poliamor y herramientas básicas que pueden ayudar en nuestras relaciones, sean del tipo que sean , afectivas, familiares, laborales,…

El objetivo de la charla era dar información y generar curiosidad, y creo que algo de eso conseguí porque al final en el turno de preguntas preguntaron, y mucho.

Durante la charla vi diferentes caras, caras de perplejidad y de “no me lo creo”, también la de “esto no es para mi ni de coña”, gente asintiendo con la cabeza y alguna ceja levantada.

Hablé desde mi propia experiencia pero también como terapeuta que lleva años acompañando a parejas diversas, y llegó la pregunta. Un chico levantó la mano y dijo:”entonces, ¿tu no crees que esto de la monogamia es para controlarnos?”. Nunca se que responder. Así que le devolví un “¿tú que piensas o como lo vives?”.

Convertir esto en dos posiciones, monogamia versus no monogamia, como lo correcto e incorrecto siempre me pareció peligroso. Para mi  las dos opciones son válidas.

Conozco parejas monógamas felices, entregadas , con niveles de comunicación muy altos y empatía, medias naranjas o almas gemelas, y para ellos y ellas está bien. Conozco relaciones poliamorosas que están en constante drama porque los miedos hacen que unas y otros se quieran controlar. También he visto y vivido todo lo contrario. Parejas monógamas que no se conocen ni se comunican de manera honesta, y relaciones poliamorosas donde todo el mundo crece y crean comunidad.

No hay garantía de éxito, aunque lo intentes con todas tus fuerzas. Hay un montón de factores que escapan a nuestro control y lo único que puedes hacer es ir aprendiendo paso a paso con lo que te trae la vida.

No se si aquel chico se llevó una respuesta satisfactoria pero igual un pequeño dolor de cabeza si,yo le llamo pensamiento crítico y me encanta.

Disfruté la charla, la verdad, me gusta poder aportar puntos de vista diferentes. Muchas veces no tengo respuestas porque todavía estoy construyendo las mías, pero a través de sus preguntas yo también aprendo y me vuelvo a replantear mis propias ideas.

Mi consejo es siempre el mismo: si algo te está picando pregúntate ¿que es?¿quien te lo dice?¿como te hace sentir? Y sobre todo ¿que puedo hacer para cambiarlo?. Investiga, lee, habla, comparte, y no dejes de ser curiosa, seguro algunas cosas te hacen salir de tu zona de confort pero por lo menos serás tu quien decidas si sales o no.

Libros y charlas

Poniéndome al día

Fue decir que volvía al activismo y activarse cosas, bueno , vale , lo reconozco , algunas las he generado yo y seguro que me he metido en mas cosas de las que puedo sostener. Este tema de meterme en mil proyectos creo que me lo tengo que revisar porque sino voy con la lengua fuera.

Es verdad que en el fondo hay una necesidad de buscar curro para mantenerme que muchas veces me genera angustia y claro tiro la caña aquí, allá y no se que pasa que cuando sale es todo a la vez, agrrrr.

Al lio, que me lio. La semana pasada estuve dando una charla en Ourense sobre otros modelos de relación y poliamor. Se organizaba en un espacio de crianza alternativo muy chulo que desgraciadamente se va a cerrar por falta de usuarias y usuarios. Lo hablaba con la organizadora de la charla y socia del proyecto:”tanta modernidad para Ourense igual es mucho”.

El caso es que muchas veces me olvido de la suerte que tengo de vivir en una ciudad media, vamos a decir. La libertad que te da vivir tu vida sin que seas señalada porque todo el mundo te conoce como en el rural gallego.

El día antes de la charla estaba en mi pueblito de 5000 habitantes aprox de retirada para estudiar y tomarme unos días de descanso en mi propio proceso personal y bajé a la plaza a socializar. Como nada es casualidad entré en una librería (solo hay dos en el pueblo) porque en el escaparate tenía libros feminista y flipé, que moderno se está poniendo mi pueblo, ya era hora.

Al entrar mi sorpresa fue encontrarme con dos deliciosas mujeres poderosas y empoderadas en un territorio hostil y machirulo donde lleva mas de 20 años gobernando el PP y las mujeres quedan relegadas al papel de señora con sus mejores galas el domingo despues de misa. Estas dos mujeres estaban repartiendo información sobre el 8M y hablando de como organizarse para desplazar a las mujeres del pueblo a Ourense.

Como no podía ser menos entré en la conversación con curiosidad y admiración hacia ellas. Me contaron todo el trabajo que están haciendo en el rural gallego a través de asociaciones culturales y bibliotecas para llegar a las mujeres, para hacer llegar ideas, para compartir, contactar, cuidar y hacer redes de apoyo, y conecté con mi propio proceso de descubrimiento del feminismo y como ha influido en mi y en mis relaciones.

Esa idea quedó en mi cabeza y al día siguiente me fui a la charla.

Creo recordar que fueron 10 participantes. Entre ellas había 6 chicas de educación social que venian para informarse de que es esto del poliamor por curiosidad educativa no a título personal. Comentaron que si tienen alguna asignatura donde se habla de feminismo y género pero de modelos de relación no,y les parecía interesante saber mas.

Comenzamos con un círculo de presentación para saber nombres y el interes por asistir a la charla. Variado como siempre, “me lo estoy planteando”, “no me lo planteo ni de coña pero por si acaso”,”estoy en ello y locurón”, y una que me llamó mucho la atención.

Comentó que había estado en una charla de Coral Herrera y que como mujer lesbiana y feminista no se había sentido representada y nada conectada y venía a esta charla con la esperanza de ver otras miradas y tener otras respuestas.

No se si respondí bien a sus inquietudes y necesidades porque al final no pudimos encontrarnos pero estoy intentando volver a contactar porque su punto de vista me interesa mucho y quiero recoger la diversidad porque esto del poliamor EVIDENTEMENTE no es solo para parejas hetero, yo misma lo he experimentado y me parece interesante dar MAS voz a las diferentes identidades y diversidades sexuales , saberes y sabores.

En la ronda de presentación ya fui recogiendo preguntas y comenzamos con un mapa breve de los diferentes tipos de relación que hay a modo introductorio. Entre las preguntas recogidas estaba:

-¿como me relaciono? Soy poliamorosa ¿como se sigue?

-celos ¿que contar?

-referencias para contar a las crianzas¿que contamos a los/las hijas?

-feminismo y poliamor, como influye.

-mujeres bolleras, la diversidad.

-¿que es el poliamor?

-heteronormatividad, roles de género¿que hacemos con esto?

-¿que es una pareja abierta?

Dialogamos, compartimos e indagamos durante dos horas sobre estas cuestiones, porque yo no soy una experta y solo puedo contar desde mi propia experiencia y aprendizaje a trancas y barrancas.

Me pasó que intentando dar respuesta a algunas de las preguntas me iba dando cuenta de mi propio proceso y de las dudas e inseguridades que tuve yo y como las resolví, muchas a golpe de libros ,jajajajaja, manías que tiene una, y otras tantas aun están por resolver.

De lo que mas me llamó la atención fue las ganas de explorar la sexualidad de las mujeres asistentes,que sienten que no tienen libertad para explorarla con sus parejas actuales. Otras recuperar su lugar como mujeres deseantes y activas tras la maternidad y crianza. Y lo que me saca la sonrisa, las mujeres jóvenes de 20 años que vienen con toda la información y las ganas de cambiar el mundo a través de sus mundos. Mujeres jóvenes empoderadas, curiosas y críticas, sin todo ese sistema de creencias que tenemos las de 40 de educación católica.

Fue una charla que me recargó las pilas, que me ha vuelto a conectar con mi lugar en el mundo y la forma de hacer activismo desde el compartir la propia experiencia. Como resultado algo se iniciará en Ourense seguro, un grupo de mujeres que a pesar de estar en un entorno conservador quieren ser molestas y cuestionar, cuestionarlo todo para poder decidir lo que les salga del coño, las locas del coño como dice Lucia.

Algo se está moviendo no solo porque se aproxima el 8M y Coral Herrera, Brigite Vasallo y Miguel Vagalume están presentando un montón de libros sobre este tema de como relacionarnos.Hay curiosidady una marea creciente de mentes que miran de lado al patriarcado y están buscando la manera de luchar desde lo personal que es político.

Ayer contactaron conmigo para dar otra charla en A Coruña a un público generalista, formato TEDX y con otras dos personas que hablaran de temas muy distintos, ya le dije que a la organizadora que este tema suele mover los culos en las sillas y levanta tantas pasiones como críticas y preguntas, un montón de preguntas.

Lo dicho, algo está cambiando, no se cual es todavía mi lugar en este tema pero seguro lo sabré con el tiempo. Mientras voy a hacer una lista de tareas y limitar las movidas en las que me meto para ponerme al día y no morir en el intento.

Poniéndome al día