Futuros inciertos/nuevas posibilidades

Al final el resultado de todo este camino desde el 2015 de abrir la pareja no ha sido muy original.

Mi fantasía de comunidad, de otras formas de crianza y convivencia, de tejer redes de apoyo mutuo y confrontar al sistema tradicional, se han visto fagocitadas por la “norma”.

En este proceso tan largo creo que se han juntado los no puedo, los no se, los no se si quiero, los no doy, los no me da la gana, los no tengo fuerzas, los no quiero ponérmelo difícil, los quiero algo solo para mi,… un montón de impedimentos externos e internos personales y colectivos.

Nuestro camino de experimentación conjunta se separa y cada uno comienza a narrar una nueva historia.

Sobre la mía, tras el primer ataque de pánico de “me dejas, ahora que hago con mi vida” porque han sido 14 años de crear una historia conjunta, de crianza, de renuncias, de dependencias (sobre todo la económica) llega la respuesta: “pues seguir nena, y construir”.

He pasado por todas las fases del duelo. El shock inicial y desconcierto, la rabia porque consideré alta traición abandonar la comunidad para ir a la monogamia mas rancia(esto claro es mi juicio, seguramente la otra persona está atendiendo a su necesidad y buscando su felicidad), la depresión(bueno aquí aun estoy) y la aceptación de que esto es lo mejor para todas las personas.

Ahora puedo comenzar a comprender que tengo un futuro incierto si ,pero lleno de posibilidades, que no tengo que volver a nada conocido sino que puedo seguir inventando mis modelos de relación y de estar en el mundo sin que nadie me los boicotee.

La verdad , estaba hasta el coño de remar contra corriente y recibir todo el rato información del mundo tambaleando mi fantasía de otras formas son posibles. No lo quieres, pues vete!Esto ya no lo digo desde la rabia sino desde el cansancio de la guerrera que ha acompañado tanto mi proceso personal como el de mis compañeros y el de la comunidad.

Una amiga mediadora familiar me dio un sabio consejo: “deja de ser la facilitadora para comenzar a ser parte”, solo desde aquí puedo empezar a cuidarme y ver mis intereses que se veían empañados por un constante rum rum de hacer bien las cosas y que todo el mundo esté bien. A la mierda! Que cada uno se cuide como sepa y pueda.

Estoy en mi construcción de futuro, de futuro laboral ,siendo mujer de 43 años, facilitadora(que ni dios sabe lo que coño significa), madre de tres hijas entrando en la adolescencia, cambiando de casa, feminista en todos los ámbitos para calvario muchas veces de la gente que me rodea por lo que les impacta, y aunque se que se abren muchas posibilidades ,superada por las incertidumbres.

Hay días, unos son hiperiluminados donde soy la mujer mas empoderada del mundo, deseosa de compartir y aportar. Otros de cueva y abrazos donde llorar y asumir que sola es súper difícil. Tengo, eso si, una de la redes afectivas mas inspiradoras que conozco en el mundo, de mujeres bravas y de hombres cómplices, y sobre todo mis maestras diminutas, mis hijas, que me enseñan todos los días y me recuerdan porque decidí este camino contrario y dificil.

En dos meses acabo la primera fase de mis estudios y me pondré a buscar gente con la que trabajar en terapia como una loca, seguro coincidirá con mi mudanza, una nueva situación económica(que espero no resulte precaria como suele suceder a las mujeres cuando se separan ) y una nueva situación vital y afectiva.

Mi compa sevillano tiene la libertad para elegir si quiere seguir acompañandome o no, desde luego no me canso de decirle que aunque nos quedemos dos yo no voy a volver a reproducir patrones mayoritarios. Entro en mi nueva fase libre, sin ataduras, desnuda y acojonada pero consciente.

Dicen que no puedes conseguir un futuro si no lo sueñas. Ahora estoy soñando todo el santo día como quiero mi futuro para no perder el norte, y seguir y seguir.

Vuelvo al blog esperanzada y conectada, porque escribir es terapéutico y recordar también, y parece que mientras tecleo las palabras y los pensamientos se ordenan y eso me ayuda.

Dejar ir para dejar venir, este será mi mantra esta semana.

Futuros inciertos/nuevas posibilidades