ERN

..y llegó ella: la ERN. Para aquellos que no sepan es la Energía de la Nueva Relación. Algunos también le llaman limerencia, yo le llamo “encoñamiento”.¿Cuando aparece? Pues cuando conoces a alguien con quien tienes química y de repente todo tiene sentido, estás súper excitada, más dinámica, en mi caso más creativa, mas motivada, mas, mas, mas. Es súper divertida cuando la otra persona también está en ese estado de flotación permanente y cara de “la vida es maravillosa”. Es una perrada cuando solo tú estás en este estado y la otra persona observa como tus locuras maravillosas se convierten en un coñazo y empiezas a dar síntomas de locura. Si a esto le añades que das con un hombre tranquilo que sí, le pareces estupenda, pero tampoco es que seas la mujer de su vida pues ya la tienes liada, toca sufrir. Buenas noticias, dura poco.
Yo he padecido este problema en dos ocasiones. La primera vez fue con la primera relación que tuve al abrir la pareja con PRIMERO y fue horrible. No sabía que narices me estaba pasando y lo peor era incapaz de ponerle freno. Con mi actitud de ninfa de los bosques, invencible, imparable y súper sensual (a todas horas) conseguí asustar al “cervatillo”, que miraba alucinado como una tía “aparentemente normal” de 39 años era capaz de escribir casi el quijote en el whats up. Aunque todavía no sabía de la existencia de la ERN tuve un momento de lucidez donde me vi súper ridícula y le pedí ayuda a la persona que tenía al lado. Mi pareja, que es un santo y se tiene el cielo ganado me escuchó. Le expuse el caso de la siguiente manera: me siento como una adolescente de 15 años, estoy obsesionada, flotando y lo peor le estoy agobiando, AYUDAME A QUITARME ESTO. Se armó de sobredosis de paciencia y utilizamos una técnica parecida a un “juego de roles” para intentar ver lo que estaba pasando y entender como me sentía yo y sobre todo como se podía sentir la otra persona. Fue así como conseguí salir de la ERN y recuperar el control de mi vida.
Este estado de euforia es maravilloso pero no es el momento adecuado para tomar decisiones importantes. Abordarlo sabiendo “lo que es” y que dura solo un tiempo te da cierta tranquilidad, es simplemente esperar. Por supuesto también lo he visto en mi pareja y lo único que puedes hacer es tener paciencia y dejar que la persona viva libremente los subidones.
Hace poco la volví a padecer, esta vez siendo consciente de lo que es y cómo afrontarla. Estoy en la fase de caída, porque aunque la euforia está fenomenal es muy difícil sostener esa energía tan elevada mucho tiempo. Si además no se retroalimenta por la otra parte se diluye con más facilidad. Veremos lo que queda después de esto.
Un consejo: reconoce ante tus parejas lo que te está pasando y utiliza esa energía para beneficiar a todas tus relaciones no las descuides.

ERN

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s