El engaño de San Valentin.

Esta es la semana del amor. Cada día en cuanto abres el facebook aparecen mogollón de ofertas e ideas ingeniosas para parejas para esta semana. Antes era solo un día pero ahora ya se extiende a toda la semanita. Camping en un árbol, masajes con aceites misteriosos, cenas de los sentidos, actividad física a tope en pareja para subir la adrenalina, yo que se que montón de cosas hay. La pareja manda esta semana, sobre todo la heteronormativa.

Cuanto he reflexionado yo sobre el AMOR y todavía siento que estoy empezando a comprenderlo. Apenas vislumbrando mi idea de como quiero amar y estar amando en el mundo.

Para llegar hasta todas estas reflexiones he transitado los caminos conocidos e intentado desandarlos en los últimos años.

De niña era tan sumamente romántica que en sexto curso le ponía notas en el cristal del autobús a mi amado que estaba en el bus de al lado, el pobre se asustó pronto. Una loca me pone corazones en un folio con cara de embobada pero después no me habla, fijo es una pirada, yo también lo pensaría. Una lista infinita de enamoramientos imposibles de chicos malotes y chulitos siguieron hasta llegar a la adolescencia, afortunadamente tenía dos medidas disuasorias para no tener éxito con ninguno: gafas y aparato tipo Betty la fea( que tierna).

Llegué a la adolescencia desmoralizada por todo aquel desastre de elecciones no correspondidas y viendo como mis amigas se besaban y todas preguntábamos en el recreo “¿que se siente?” , yo pensaba cuando me tocará a mi, y ese día llegó.

Siempre me llevé muy bien con los chicos, así que el problema no era que caía mal, un poco tímida quizás, sino que sexualmente no les interesaba, no tenía tetas y pasaba desapercibida. Un día un chico me vió. La verdad era mas raro que el carajo, pero un chico me daba la oportunidad de experimentar y meterme en la rueda de la normalidad, además aunque peculiar de forma de ser el tío tenía un cuerpazo. Siete meses aguanté, mi madre que aburrimiento, pero tener ese novio te daba un estatus, existías. Cuando le dejé quedé como una perra porque nadie entendía porque no era capaz de valorar sus cualidades baloncestisticas y cero de mente. No quiero ser injusta que despues se hizo ingeniero , sino que para mi no era interesante y no teníamos nada en común.

Tras el estreno en la normalidad , solo me toco las tetas y un poco el culo, mi educación no me permitía mas, llegué a la universidad. Vamos como si me hubiesen dado un carnet de libertad total ya te pareces a una adulta. Dejé atrás gafas y aparato y me dispuse a conquistar mi futuro romántico.

Me enamoré de unas manos. Las ví un día en clase de matemáticas de primero de arquitectura y me pareció la cosa mas erótica del mundo, si, si, tengo esta cosa con las manos. ¿he dicho EROTICA? Palabrita nueva que me iba a acompañar el resto de mi vida y a la cual dedicaría mucho tiempo de estudio. El estímulo fueron la manos, no la idea de tener novio,pero una vez mas caí en la trampa, a por él.

Tras un millón de estrategias para conocerlo acabamos saliendo. Utilicé la clásica “una de cal ,una de arena” hasta desquiciarlo y supongo se enamoró. En el transcurso de toda la metodología necesaria para conquistar a un hombre yo también me enamoré, ahora lo recuerdo y me agota. Tres años después el resultado fue el mismo. Aunque recuerdo aquella “primera vez” como la cosa mas tierna del mundo y mas divertida por los miedos, toda nuestra sexualidad de quedó ahí. Yo quería ser Dora la explorador porque ya tenía un novio con el que hacer todas las guarradas inimaginables. Dos medidas disuasorias me encontré: mis maravillosas amigas , que adoro, pero tenían mi misma educación, me aconsejaron sabiamente que bajar al pilón a beber no es de decente. La otra medida disuasoria, mi propia pareja, que si tu bajas al pilón yo tengo que hacer lo mismo y no quiero. Pues Fin. Muy bueniño si pero nos pilló jóvenes e inexpertos.

Seguía yo pensando en el amor pero esta vez con mas curiosidad sobre la diversión. El amor como algo divertido, nutritivo y un lugar de experimentación de la sexualidad, y llegó el Francés. Un francés de Mónaco que me llevaba 10 años, diosas del olimpo GRACIAS, GRACIAS, GRACIAS!!!

Bueno, vale, una parte se cumplió pero pagué un peaje alto. Si, era una persona altamente creativa en todos los niveles, pero un sociopata de libro, así que cuando vio que dejaba de controlar la historia (yo creo en ti , te empodero, pero dentro de lo que yo te digo) me empujó por unas escaleras en un ataque de celos. Afortunadamente no me pasó nada físico pero la escenita no se me olvidará nunca. También la semana posterior de llamadas todos los días y mi hermano diciendo no quiere hablar contigo. NUNCA debí de haber cedido a tomar ese café un mes después, porque caí en la mas vil de las estrategias, me pidió AYUDA, quiero cambiar. Mierda, hostia,Simone de Beauvoir , Virginia Woolf como os necesitaba en ese momento para no caer en el engaño de recuperar a un hombre y mostrarle la luz. Menos mal que no me quedé mucho pero fue suficiente.

Recuperada y reflexionando llegué a un paso mas, quería mas libertad¿Puedo tener una pareja donde pueda ser yo misma? Vivía con mis padres porque tenía mi carrera aquí y quería volar, independencia , y otra cagada. Me casé con 24 años.¿existen otras formas de independizarse? SI, esta no es la mejor, ya os lo digo. Aunque tuvimos un noviazgo de un año y con partes de convivencia, vamos que no iba engañada, la primera noche de la luna de miel ya me di cuenta en un hotel de Bangkok de que la había cagado. En cuanto llegué a españa no sabía donde meterme y el consejo que recibí de mi madre fue:”bueno mujer el amor todo lo puede y lo cambia”. Mierda otra vez, falacia. Tres años de infelicidad con un efecto desastroso en mi sexualidad por la cantidad de polvos que he tenido sin ganas por el puto débito conyugal.

Voy bien con la lista, en medio hay un par de infidelidades porque yo deseaba y conectaba con mas gente pero era altamente prohibido por castigo divino.

Llego a mi zenit y conozco a mi oportunidad, el compañero, el padre, y la persona con la que realmente me puedo realizar, pero claro no iba a ser fácil, así que como soy inquieta y la verdad, tenía un lugar de confianza donde poder dedicar tiempo a mi crecimiento personal, me dediqué a buscar las respuestas que toda la santa vida me había hecho sobre esto del amor,  y las fui encontrando en  mujeres inspiradoras, Coral Herrera, Briguite Vasallo, todas las escritoras feministas, hombres que se están replanteando sus masculinidades y su forma de estar en el mundo, toda esta información mas cambiar de profesión para ser facilitadora y futura terapeuta ,fue conformando lo que ahora soy. Y como resultado de toda esta investigación abrimos la pareja y creamos una comunidad.

Son mis respuestas , pero no las respuestas de las personas que me acompañan así que algunos han decidido buscar sus propias respuestas y su lugar en el mundo , y yo lo celebro, aunque aveces escriba pestes y me cague en todo.

Ahora tengo una nueva oportunidad, soy afortunada, la vida me da mogollón de oportunidades, y estoy emocionada porque estoy empezando a sentirme alineada. Sigo siendo franca y aveces muy dura como dice mi paciente compañero amado. Certera si, y muy molesta porque ahora no quiero que decidan por mi, ni la sociedad, ni la normalidad, pero sobretodo el amor, ese amor malentendido que hace que una ni se reconozca.

Me está costando llegar pero estoy disfrutando de crear mi propia teoría sobre el amor, y también de compartirla.

Ámense, primero a un@ mism@, que después seguro ya encaja todo, y no pierdan el humor.

El engaño de San Valentin.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s