Respondiendo a mi crítico interno.

Qué maravilla la vuelta al cole! Con la llegada de Septiembre se organiza mejor mi agenda y recupero tiempo para dedicar al trabajo, los estudios y el blog.

Ha sido un verano muy interesante, y me ha sido muy difícil encontrar momentos de soledad y tranquilidad para dedicarle un ratito al blog, de ahí que estuviese parado desde agosto. Mi vida sin embargo  no ha estado en pausa ,jajajajaja.

Uno de los escasos momentos que le pude dedicar para ver lo último escrito o aprobar comentarios, me quedé enganchada con uno de ellos. Lo podéis consultar en el último post, creo recordar. Yo no censuro ninguno de los comentarios , me encanta ver las diferentes opiniones y sentires, y pienso que en la diversidad está el aprendizaje.

Lo leí, lo aprobé y al cabo de unas horas tenía un rum rum por ahí por mi cabeza. Dió la casualidad de que ese día estábamos en casa los tres y  mientras cenábamos se lo leí a mi marido y a mi pareja para saber su opinión. Me encantan estos chicos, la respuesta de ambos fue: “bueno, es su opinión”. Y siguieron cenando. ¿Ya? ¿Solo eso?

No satisfecha me puse a contar como me sentía yo. Por un momento me sentí juzgada por la persona que había hecho ese comentario, como si yo no hubiese hecho “suficiente o todo lo necesario” para salvar mi matrimonio, como si yo me hubiese dejado obnubilar por el enamoramiento de una nueva persona y hubiese establecido una jerarquía en mis relaciones en función de si siento “mas amor o menos”, como si   hubiese traicionado a mi marido y trasladado mi amor hacia otra persona. Todo esto lo estaba contando con cierto fervor claro,jajajaja, y la cara de ellos era: “ya estás tú con tus idas de olla,  nosotros no lo vemos así”.

Cada uno empezó a explicar cómo lo veía él y como se sentía en este triángulo que hemos creado. Yo preocupada por ellos, y con el crítico a la espalda surgido a raíz de este comentario. Ellos tranquilos, contándose el uno al otro y a mí que no estaban de acuerdo, que todo en nuestra historia tiene un cuidado por lo menos cuando estamos los tres, y que luego las relaciones individuales con cada uno pues se gestionan en su propio espacio y tienen su ritmo y su camino.

Yo que lo estaba viendo y viviendo, y si no fuese tan terca lo estaría disfrutando, seguía con el ceño fruncido. Lo que me molestó fue la suposición de que yo he abandonado el trabajo de una relación por otra, de que he dado prioridad a mis deseos en vez de al deber con mi pareja con la que llevo más tiempo y estaba antes. Igual la persona que escribió esto lo piensa o no, pero fue una idea que surgió en mi cabeza y se instaló para tocarme las narices.

¿Qué hay de verdad en esta  voz crítica?¿porque creo que tengo que justificarme?(cosa que odio) Releyendo el blog parece que mi relación con mi marido está rota. Que hemos sufrido mucho y que la aparición de otras relaciones se ha cargado la nuestra o que simplemente nos ha relegado a compañeros de piso y padres. Y aquí los monógamos se frotan las manos para recordarte, te lo dije.

La realidad es que ahora tenemos una consciencia brutal de todo lo vivido en estos casi tres años. Hemos aprendido, muchas veces a las bravas, como necesitamos entender nuestras emociones y lo necesario de comunicarlas bien y de manera auténtica. Como los miedos nos han paralizado, enmudecido, obnubilado, bloqueado y dañado. Hemos aprendido a distinguir entre necesidades reales y expectativas, entre fantasías y lo que somos capaces de dar y ser.

Hemos aprendido a tener compasión sobre l@s otr@s y sobre nosotras mismas, a perdonarnos , a cambiar la culpa por la responsabilidad, a mirarnos a los ojos y decir con honestidad “no puedo mas o no se si seré capaz”, y después de todo este aprendizaje difícil seguimos aquí, juntos y sobre todo LIBRES. Porque es todo este aprendizaje el que nos ha dejado decidir si queremos estar y como queremos amar. No importa si es mucho o poco, si es un amor pasional  o maduro, si es cariño y complicidad de años, si es fraternal o carnal, ES AMOR. A mi me vale y a ellos también.

Lo estoy escribiendo y me reafirmo, parece que estoy respondiendo a alguien, y si ,es cierto, le estoy respondiendo a ese crítico interno que me hizo dudar, que trajo a mi cabeza lo que se supone que es correcto o incorrecto y por un momento entró una supuesta razón en vez del corazón, y no me dejó ver que estaba en mi cocina hablando sobre esto sentada entre mis dos personas que han hecho todo este camino con una generosidad grandiosa.

Son diferentes, y me encanta que sea así. Nunca pretendí rellenar huecos de uno con el otro, ni creo que es lo que quieran ellos. Me dejo vivir, sentir y ser con cada una de sus esencias y sus momentos vitales. Sacan partes de mí desconocidas y me enseñan, me enseñan constantemente con sus aciertos y sus errores. Son mi espejo muchas veces de mis miedos, mis inseguridades y mis discapacidades para entenderme. Otras muestran lo más tierno y lo más sencillo, pero sobre todo muestran la libertad y me recuerdan que no importa cómo ni cuanto nos amemos, sino que lo hagamos, con respeto y honestidad.

Ya se ha ido mi rum rum, que maravilla.

Respondiendo a mi crítico interno.

4 comentarios en “Respondiendo a mi crítico interno.

  1. Arcay dijo:

    En ningún momento pretendía xulgarte nin tes que xustificarte. Só estaba dando o meu parecer sobre o poliamor e que quede claro que o respeto e admiro aínda que (pode que por descoñecemento) non o comparta. Gústame ler o teu blog e ver cómo evolucionas, levas vividas moitas cousas e medrado moito como persoa e sobretodo, emocionalmente.
    Se a ti a título persoal e a vos os tres vos funciona así, estupendo. Non hai nada máis fermoso e grande que poder disfrutar do amor na variante que sexa e da familia, e poder compartilo con eles con liberdade.
    Apertas.

    Me gusta

  2. MAGDALENA dijo:

    Hola … porque no se como empezar a decirte que has sido como el descubrimiento del fuego o la rueda para mi. Solamente decirte que tu situación actual es como el final que quisiera tener para mi historia . Desde hace tres años que descubrí algo en mi que no sabia que tenia, y que tampoco sabía que nombre ponerle ( me tenía por enamoradiza, que me atraían otras personas, que parecía que no estaba a gusto en mi situación, como encarcelada,pero a la vez a gusto con quien estaba, bueno echa un verdadero lío…) ….. ahora gracias a un programa de la 2 donde oí hablar del libro de ” mas peligroso es no amar ” ( y al leerlo, vi que nombraban tu blog), después de casi 2 años de ir a hablar con un terapeuta, de volcar en poemas y escritos todos mis pensamientos, mis dudas, sueños anhelos, …. pienso que no estoy sola, que no soy rara, que las cosas que pienso, siento , deseo y necesito son cosas que otras personas reales viven y no son solo personajes de una novelas o un libro….. solamente he leído algo de tus últimos meses, y voy a leerte desde el principio, aunque solo sea por alegrarme de que tu vida aunque imagino que no habrá sido fácil, anda y es real ……. hace casi tres años reapareció en mi vida alguien muy especial, y que hizo que mi vida, con 47 años, 23 casada, una hija y un hijo, y amando a mi pareja, se tambaleara y me hiciera ver la de una forma diferente y que rompía todas mis estructuras ….. estoy todavía en ello, pero ahora que te veo real y con una historia similar , es como si me quitara un lastre de encima, de rareza, culpabilidad, desorientación, duda, …….. estoy leyendo , buscando información, … para ver como voy a enfrentarme a mi vida a partir de este momento donde descubro que al menos no estoy sola. Gracias infinitas por tu blog, tus palabras y tu relato de vida.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s