sin respuestas

“Siento que estés triste.

Yo también lo estoy.

Ojalá tuviese respuestas. No las tengo.

 Hoy no.”

Estas han sido las últimas frases que he recibido de mi Dibujante y las he sentido como una bofetada.

Hace apenas unos días entraba en un círculo entre extraños , que se iban haciendo confidentes por momentos, para decir que no podía apartarme de mi relación con mi Dibujante, que no quería causarle dolor a su pareja pero que le amaba tanto que no podía. Mi facilitadora me miró a los ojos y me dijo: SI PUEDES, PERO NO QUIERES. Me quedé parada y pensé en el poder de las palabras y que asumir que no quiero apartarme es asumir mi responsabilidad.

Ahora por no querer apartarme y conservar esta historia  me siento una mierda. Me monté en el avión pensando que cuando volviese tendría un futuro por escribir, iba a construir mi idea de tener un “cómplice”, un ser con el que compartir momentos e historias pero sin reproducir el modelo de pareja. Esa era mi idea y mi deseo. Se lo conté la última vez que estuvimos juntos y aunque era un ligero esbozo, una idea por descubrir y crear, parecía interesante explorarla.

Mientras yo me ausentaba él seguiría trabajando en su proceso de abrir la pareja, con amor, con cariño, con tiempos, con respeto, con miedos y dudas.

He vuelto, y la realidad se ha impuesto. Todas aquellas pequeñas conquistas realizadas, como existir y no ser algo secreto que se hace a escondidas o en los tiempos que sobran, se han ido a la mierda. Los planes de crear esa idea de cómplices, ir añadiendo ingredientes a nuestra pequeña historia, crecer, compartir, sentir están bloqueados porque no hay respuestas.

Tres personas estamos viviendo en una angustia permanente por miedo a esas respuestas. Yo agradecería las respuestas por muy malas que fuesen, me harían libre, me dejarían volar hacia las lágrimas y la pena o hacia la alegría y la ilusión.

Todos tenemos respuestas si nos las hacemos directamente al corazón. Está claro que las cosas no son siempre blanco o negro, todo o nada, si y no, pero si somos honestos están ahí y solo tenemos que escucharlas.

Yo he escuchado la respuesta y el grito desesperado de dolor ante una situación impuesta, no elegida y que viene del otro lado. Es muy duro que el amor de tu vida se enamore de otra mujer, durísimo, sobre todo si tú no lo has elegido. ¿Cómo se puede aceptar eso? Es de locos en un mundo normal, y puedo entender que la locura se enrede cuando notas que el amor de tu vida no ha dejado de quererte ni un ápice y entonces no entiendes nada. Yo no he vivido esta situación. Cuando mi amor se enamoró de otra yo ya veía la vida desde este lugar que estoy ahora. Claro que sentí miedo, inseguridad y hay unos cuantos post por allá por febrero donde sentí que lo perdía y mi mundo se desvanecía debajo de mis pies ¿cómo seguir mi vida sin él? imposible. Pero siguió amándome, a mí, y a ella.

Ahora vuelvo a sentir que pierdo a un ser que amo por momentos. Siento una tristeza profunda y un vacío sin lágrimas. Estoy en extraña calma, esperando a un desenlace que no sé cuándo llegará pero ojalá fuese hoy. No me dejes sin respuestas amor, aunque sean duras, aunque creas que no soy capaz de escucharlas, aunque te duela decirlas, será la mejor solución para continuar con nuestras vidas.

Contigo o sin ti.

Quité todas mis corazas para mostrarte mi ser, lo viste, lo cuidaste, lo amaste, pero ahora estoy desnuda esperando en el claro del bosque con un miedo atroz a que no salgas a buscarme.

Tengo mi niña salvaje, mi niña salvaje interior que me dará fuerzas para seguir, seguir y seguir adelante, amando de la única forma que se, intentando ser clara y honesta, buscando respuestas y tejiendo sueños.

Tú me pusiste el nombre de Coleccionista de sueños y quiero serlo, quiero llenar mi vida de sueños, escuchar los de otros y compartir algunos. Soñé que tenía un lugar, un sitio para mi, y si siento que lo tengo en tu corazón, pero no siempre puedo ocuparlo, solo cuando se me permite.

Mi niña salvaje grita :”sal, se libre, vive, ama, corre y siente, siente el latido no la pena”. La adulta dice: ”quédate y espera, razona y entiende, piensa y analiza”.

Hace frio en el bosque, necesito abrigo, necesito el calor de unas palabras, de respuestas que den sentido a mi futuro para quedarme o salir corriendo.

sin respuestas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s