El secuestrador de besos

¿Qué es? Es un local de Madrid que encontré de casualidad cuando iba al encuentro con mi Dibujante de almas. Un sitio curioso con decoración reciclada  y muy actual. Una luz tenue y como si todo estuviese estudiado, mesas pequeñas que crean espacios íntimos.

Para mí además de un lugar es un estado mental. Allí pude sentir como se diluyen las barreras del espacio y el tiempo. Es un estado donde  no se siente la vergüenza de mostrarse insegura o tímida. Donde se permite la duda, un sitio donde hacer millones de preguntas sin esperar respuestas correctas o incorrectas. Un lugar mágico de otra dimensión donde compartir la mochila emocional, donde desnudarse del todo y donde sentirse libre.

Es un lugar donde cada uno podemos ser como queramos, yo mojito y tu chocolate blanco. Donde yo puedo ser lanzada y tu comedido, y no sentirme mal por eso. Un sitio donde no pasan las horas porque el tiempo se cuenta por palabras y cuando no las hay se sustituyen por miradas.

Un lugar donde se conectan y se hablan las almas. Un lugar que ayuda a sentirse ligera, donde se puede volar por el mundo de las emociones y no perderse, sino disfrutar de todas ellas. Un lugar para descubrirse y renacer. Un lugar que guarda secretos mágicos, historias de amor y seguramente de desamor.

Es el estado ideal para aprender a amar. A amar sintiendo el corazón bombeando por los nervios esperando un roce o una caricia. Y cuando alguien te coge la mano en ese lugar es como si te quemase y se fundiese contigo, y juntos podéis comenzar a volar.

Voy a volver a ese lugar en apenas unos días. No sé si lo haré sola o acompañada pero lo que si se es que estaré allí. Quiero volver a sentirme envuelta por esa magia, mirar hacia la mesa donde mi Dibujante me mostró otra yo y quedé prendada de lo que podía sentir y ser. Donde yo pude ver de verdad un mago que de su chistera sacaba sueños y donde sentí que todo era posible después de un año de desesperanza.

Yo vivo lejos y no puedo ir las veces que quisiera a ese lugar mágico para recordar y recargar pilas pero quiero compartirlo con vosostr@s e invitaros a soñar, y si algún día coincidimos, soy la chica que sonríe aparente sin motivo porque ha conseguido reencontrarse y volver a sentir la magia.

El secuestrador de besos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s