El rum rum

Tengo un rum rum en el cuerpo que no sé. Llevo una semana para escribir en el blog. Empecé dos entradas diferentes y cuando llegaba a un punto no era capaz de seguir. Así que aplique la máxima del “camino de menor resistencia”, si no sale pues no sale.
Es curioso porque quería contar como me había ido la semana con el poliamor y las cosas no van del todo bien.

Esta semana he notado mucho las ausencias y eso me ha afectado. Paralelamente, mi pareja que lleva una relación a distancia, está viviendo sus propios desafíos, y es de coña porque tenemos problemas comunes, aunque mis relaciones estén mucho más cerca.

Uno de los problemas más grandes es cuadrar la agenda. Las vidas diarias se complican y buscar huecos para encontrarse es una tarea inmensa. Reuniones de trabajo, niñas, obligaciones cotidianas, hacen que sea como escalar el Everest. Eso es lo que he sentido la semana pasada. Todas mis ilusiones estaban puestas en reencontrarme con dos de mis relaciones y no ha podido ser.

Menos mal que el wup y las llamadas de teléfono me han tenido conectada a Siete, su semana enferma ha sido menos mala y yo he podido apoyarla aunque sea en la distancia. Nos volveremos a reencontrar en diciembre para mi cumple, y mientras intentaremos estar conectadas y cuidarnos.

Hacia mitad de semana pasó algo y no soy capaz de salir de esa sensación pesada. No sé qué me pasa con Easy pero lo que es fluido por una parte, es denso y pesado por otra.
Vaya!, estaba escribiendo este post y sentí unas ganas tremendas de decirle como me siento con él y le he escrito. Creo que no sabemos darle forma a algo que desde un principio parece irreconciliable. Un monógamo convencido y con sus necesidades claras, y una poliamorosa con ganas de sentir sin poner etiquetas, está claro que se pone la cosa difícil. Para acabarla de joder el destino nos pone la trampa del sexo para complicarlo más. Mi cuerpo reconoce el suyo de manera pasmosa, y es con el cuerpo como nos comunicamos de manera más auténtica. Le siento de forma intensa y creo que él a mí también, y esto es una putada porque las sensaciones son tan fuertes que enganchan.

Es toda la otra parte la que es densa. La comunicación desde un principio fue buena, él se sintió cómodo para contarme cualquier cosa incluso como era su situación actual, su estado de ánimo. Yo ya intuía donde me metía y tuve que protegerme para no caer en el rollo salvadora que tanto daño hace a las dos partes. Creo que no he sabido, no he podido o no he llegado a él.

Es curioso porque me ha dicho que no iba a molestarme más y no ha entendido que quería todo lo contrario, quería estar. Me hizo sentir viva el primer día que nos conocimos, fue como ampliar las sensaciones físicas al máximo, pero nos hemos ido marchitando con el tiempo.

Esta noche apenas he dormido, estaba preocupada por él. Yo tenía ilusión de pasar medio fin de semana con él pero unas circunstancias jodidas le han impedido estar conmigo, y yo necesitaba saber cómo estaba para no preocuparme y no lo ha querido compartir.

He respetado sus silencios tan curativos a veces, pero el subconsciente me ha jugado una mala pasada y la bolita en el estómago ha vuelto esta mañana.

Parece que no puede ser y no sé porque. Yo que soy tan amante de entenderlo todo y aquí no soy capaz.

Me ha dicho hace unos momentos que no quiere contar las cosas que le preocupan, que necesita su tiempo. Eso sí puedo entenderlo ¿podrá entender él que yo sí quiero compartir las mías? Le he dicho que me siento insegura y es por esto, todavía no sabemos cómo somos, que cosas nos hacen sentir bien y cuales mal, que cosas queremos compartir y apoyar y cuáles no.

Hoy lo veo todo gris y normalmente soy bastante rosa, jajajajajaja. El tiempo está plomizo, es lunes, estoy preocupada por otras cosas que yo no puedo solucionar, no sé cómo mimarme hoy, así que voy a dejarlo en manos de otros y a ver que sorpresas me depara el día.

Quiero ganar-ganar y voy a intentar que no perdamos los dos, pero si no lo consigo simplemente lo dejaré fluir como una hoja de otoño.

El rum rum

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s