Las niñas

Hace unos días estaba leyendo el capítulo sobre los hijos del libro OPENING UP. Va sobre cómo explicarles a los niños de la casa la opción de vida que han elegido sus padres.

Nosotros tenemos tres hijas.Tienen entre 10 y 7 años. De momento como no hemos decidido salir del armario ante la sociedad, solo ante un grupo reducido de gente, no nos hemos planteado el paso de explicarles a nuestras hijas nuestra opción.

Todavía estamos construyendo nuestro lugar como pareja en el poliamor, descubriendo como nos sentimos y relacionamos con otras personas, asumiendo el reto de introducir personas con diferentes niveles de relación en nuestras vidas, y necesitamos estar muy seguros de donde y como estamos para dar el paso.

El otro día peinando a la mayor después de la ducha estábamos en momento confidencias. Hay un niño que le gusta desde hace mucho tiempo porque siempre han sido amigos y se entienden estupendamente. Empezaba el cole, y claro, es volver a ver a sus amigos, y le pregunté sobre si había alguien “especial” dentro de sus amigos del cole. Su respuesta fue automática: a mí me gusta “fulanito”. Yo le recordé que puede tener muchos amig@s diferentes, y que eso ya se verá. Me permití el lujo de preguntarle:¿tú puedes querer a varias personas a la vez? Y me contestó: “Claro, os quiero a papá y a ti”, y me miró con cara de que cosa más rara me preguntas. Puse una sonrisa y la seguí peinando.

El tema de los hij@s es complicado. Cuando les conté a mi círculo de amigas más íntimas mi opción de vida pasaron por todas la fases. Primero la incredulidad, después el desconcierto, pasaron por la preocupación y al final intentaron salvarme. Evidente no consiguieron mucho, di el paso de contarlo cuando estaba totalmente convencida de mi opción.

Una de las cosas que les preocupaba mucho era el tema de que iban a pensar mis hijas. Cuando me senté a cenar con mis amigas era una MADRE, después de contarlo me convertí en una PUTA. Eso de conectar con otras personas y tener otro tipo de relaciones no se entiende. Muchas veces me he encontrado con que la gente intenta resumir lo mío, y para entenderlo pone el siguiente titular: ”tú lo que quieres es follar con otros y que tu marido no te monte el pollo”.

Mi respuesta siempre es la misma. La infidelidad no es mi opción. La mía pasa por ser honesta, conocerse y conocer a tu pareja. Confiar y crecer juntos.

Cuando di el paso claro que pensé en mis hijas. Pensé en protegerlas, pero también en darles herramientas para ser libres. Ver opciones diferentes y cuestionarse lo que está establecido porque sí. Quiero que sean personas respetuosas, pero también que conozcan diferentes realidades, no solo existe Disney y el amor romántico, vampiros, lobitos y el muero por ti. Me gustaría que escogiesen libremente donde y como quieren ser y estar.

Seguramente no tenga todas las respuestas, o por lo menos todas las fáciles , pero intentaré explicarles que no todo es blanco o negro, y que lo interesante está en los matices, para mi claro.

Las niñas

2 comentarios en “Las niñas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s