El primero

Recuerdo perfectamente el día que le conocí. Llevábamos mucho tiempo chateando por el facebook y por wup. Utilizamos el mundo virtual para compartir nuestros gustos sexuales y las distintas posibilidades de relación.
Desde el principio EL me ofreció un espacio donde ser libre, explorar mis fantasías y compartir mis ideas sobre el plano sexual. Las conversaciones eran interesantes e intensas y un día decidimos quedar.
Era mi primera “cita” desde hacía 12 años. Sentía una mezcla de nervios, curiosidad, inseguridad, pero sobre todo ganas de conocerle. Quería oírle, olerle y sentirle. Entró en el bar, y vi una persona que se come el mundo. Seguro de sí mismo, alto, fuerte, y sobre todo tremendamente atractivo. Empezamos a hablar y poco a poco me fui sintiendo más cómoda. EL, un auténtico profesional, por momentos hasta frío y distante, y yo intentando disfrutar del momento y ver cómo podía encajar EL en mi nuevo mundo.
Creo que fue ahí, cuando intenté encajarlo en mi forma de vivir cuando la cagué. Nuestra relación se fue construyendo sobre el paradigma de la infidelidad. Yo todavía no había hablado con mi pareja abiertamente de abrir la relación, aunque nunca le escondí que estaba conociendo a esta persona.
Un viaje de por medio me dio tiempo para asentar las bases con mi pareja y hablar honestamente de mis necesidades y emociones. Mientras EL viajaba yo construía mi nuevo mundo.
Antes de ese viaje creo que llegué a tocar trozos de su persona que después desaparecieron. Hay un momento concreto que recuerdo como si fuese una película que me hubiese encantado congelar. Tirados sobre el césped, charlando sobre mi día de mierda y el acompañándome dándome pinceladas de cariño. Esa fue la última vez que vi esa parte de EL.
Cuando regresó le conté toda esta “película” sobre las relaciones abiertas y como me gustaría relacionarme con EL, y ahí empezó mi calvario. El empezó a desconectarse y yo sufrí el enganche emocional típico de los 15 años. Y fui tremendamente consciente de lo patético y lo absurdo, de que tenía herramientas suficientes para gestionarlo pero cometí la torpeza de tener sexo con EL en estas circunstancias.
Eso de que después de una bronca el sexo es mejor porque reconcilia, en mi caso no es verdad. Yo necesito estar conectada de alguna forma con la persona para sentirme cómoda y disfrutar.
Yo estaba como loca ese día, súper ilusionada, me encantaba ese punto que tenía de “control” sobre mí, excitada ante la perspectiva de tener unas horas de sexo maravilloso con una persona con la que has compartido tus fantasías y está dispuesta a jugar. Y fue mal. Nunca me había sentido tan pequeña en mi vida. Supe que saldría mal en cuanto entré en su casa y me dijo HOLA. Aun así me quedé y pensé que el sexo nos acercaría pero no fue así.
Ha sido como una montaña rusa. Tuve que hacer mucho trabajo personal para deshacer el enganche emocional, para dejar de intentar entender, para respetar otras formas de ver las relaciones diferentes a la mía, para no intentar salvar, pero sobre todo para cuidarme y aprender de estas situaciones.
El mayor aprendizaje para mí fue que yo necesito CONECTAR con la persona. No se tener sexo sin esa conexión. No tiene que ser amor, pero si tiene que haber “algo”, llámale complicidad, confianza, seguridad, afecto, respeto, cariño, y eso está en cada mirada, cada gesto, cada palabra y cada caricia.
Para salvar nuestra “relación” decidí sacar el sexo de la ecuación y ser honesta con él con respecto a lo que me hacía sentir. Ahora somos amigos y EL dice que le aporto. Todavía no sé muy bien que significa esto, solo sé que entra y sale de mi vida puntualmente. Eso sí, siempre será EL PRIMERO.

El primero

2 comentarios en “El primero

  1. Piera dijo:

    Cómo me identifico contigo. Gracias por escribir sobre tu experiencia. Eres valiente. Sé exactamente como te sientes. Mi pareja y yo también tuvimos el soporte de Victoria en los últimos meses. Tienes una nueva lectora!
    Busco hacer comunidad con personas que piensen como yo. Así que me encantaría conectar virtualmente contigo!
    Un abrazo!

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s